CARMEN: ¿La consciencia está unida a la bondad? ¿O por el contrario es posible que se haya despertado y se sea plenamente consciente y se quiera hacer el mal?

 

ISABEL: Creo que te dirá que la consciencia te une a la divinidad y por tanto a la bondad, porque no se concibe un dios malvado.

 

MAESTRO: Aquellos con los que hablo habitualmente conocen la respuesta. No van unidas y son dos cosas diferentes.

 

CARMEN: Bueno, cuando puedas, me gustaría que me lo explicaras con algo más de detalle. Muchas gracias.

 

MAESTRO: El pensamiento mayoritario es que consciencia y bondad van unidos y que según se asciende en la escala evolutiva los seres son más conscientes y bondadosos.  Sin embargo, te invito a que observes con atención… Un ser humano está en la escala evolutiva por encima de, por ejemplo, un perro de raza pastor alemán. Sin duda el ser humano es más consciente y se encuentra en un eslabón superior de la escala evolutiva. Ahora bien, ¿es más bondadoso? Si observamos los hechos podemos percibir cosas muy diferentes a las que intentan QUE CREAMOS.

 

CARMEN: Muchas gracias maestro. Has puesto un buen ejemplo. Es obvio. Aunque entiendo que es más bonito creer lo contrario. No es cuestión de irse a lo más cómodo.

 

MAESTRO: Es el eterno dilema. Creer o saber. Pensar libremente o ser pensado y programado cerebralmente.

 

CARMEN: ¿Entonces las entidades que buscan el mal están tan despiertas como las que buscan el bien?

 

MAESTRO: Unas si y otras no. Depende de su esencia dual.

 

CARMEN: Eso no lo entiendo

 

MAESTRO: El universo es tremendamente diverso en su unidad.

Tu pregunta no tiene una sola respuesta

 

CARMEN: ¿Cada ser tiene una función?

 

MAESTRO: Así es.

 

CARMEN: ¿Y cada uno sabe cuál es la suya, supongo?

 

MAESTRO: Cada ser se expresa en este universo multidimensional y dual según su esencia, ya sea de manera consciente o inconsciente. Saber es ser consciente.

 

CARMEN: ¿Pero la dualidad es una ilusión o no?

 

MAESTRO: Es una ilusión muy real.

 

CARMEN: Pero una ilusión al fin y al cabo.

 

MAESTRO: Una ilusión para el Gran Observador y una realidad para los que viven dentro del universo. Por lo tanto para ti es muy real.

 

CARMEN: ¿El Gran Observador es el que despertó y ya no está aquí?

 

MAESTRO: El Gran Observador es el Ser Cósmico del que todo y todos emanamos. Desde una perspectiva cuántica, EL OBSERVADOR CREA LA REALIDAD. Por eso EL GRAN OBSERVADOR fue el creador de esta realidad, de este universo en el que habitamos. Nosotros somos PEQUEÑOS OBSERVADORES que co-creamos en la medida, cada uno, de sus capacidades en esta realidad.

Para el GRAN OBSERVADOR este universo es ilusión porque es cambiante y dejará de existir algún día, permaneciendo solo la realidad esencial, es decir quien lo creó, que es quien lo observa. Sin embargo, para nosotros este universo es muy real y el único habitat en el que nos podemos mover.

 

CARMEN: ¿En este están también los malvados entonces? Quiero decir, ¿que si ellos también emanan de él?

 

MAESTRO: Claro. TODO EMANA DEL TODO O DEL ABSOLUTO.

Ahí está la paradoja y su dificultad para comprender.

 

CARMEN: Es dificil de entender SI

 

MAESTRO: Entender los designios del GRAN OBSERVADOR, a veces, es imposible.

 

CARMEN: No se debe pretender con esta mente limitada. Muchas gracias Maestro.

 

MAESTRO: Entender esto con la razón es imposible. Solo se puede comprender con la luz que ilumina la mente bineural.

No obstante, la intención de querer entenderlo con la mente analítica y racional genera una proyección energética que tarde o temprano cristalizará en UN ENTENDIMIENTO NO RACIONAL.

Es la Ley Cosmica. Siempre se cumple.

 

CARMEN: ¿Así que el esfuerzo por querer comprender algo, tarde o temprano hará que lo entendamos?

 

MAESTRO: Así es. Aunque resulte paradójico.

Los polos magnéticos, los dos hemisferios cerebrales del ser humano, interactuan entre sí, de una forma no racional. Aquel que conoce tal secreto tiene en su mano el cetro del poder.

Los instructores, a lo largo de generaciones, han utilizado el método de depositar semillas de manera repetida en las mentes de sus discípulos. De tal manera que aunque la primera vez no fuesen comprendidos, por el efecto de la repetición y creando un CICLO VIRTUOSO finalmente estas semillas crecen en la mente y corazón del estudiante.

En este caso el maestro utiliza EL PRINCIPIO DEL RITMO

Esta es la verdad.

 

ISABEL: Toda “verdad” es contradictoria

 

MAESTRO: APARENTEMENTE CONTRADICTORIA

Solo cuando se trasciende la dualidad desaparece la contradicción.

Y trascender la dualidad implica elevarse por encima de un punto de vista en el que el observador se posiciona en un lugar FIJO Y UNICO, a uno MOVIL, MULTIPLE Y SIEMPRE CAMBIANTE. El observador debe ser UBICUO.

En una palabra dejar el EGO aparcado.

Un observador inmóvil, en un Universo siempre cambiante, permanece en el EGO.

 

ISABEL: ¿Y el Gran Creador no será una proyección nuestra? ¿No será una manera de explicar algo que no podemos entender?

¿No será que necesitamos un principio que le de sentido a todo este caos?

 

MAESTRO: El hombre puede humanizar al GRAN CREADOR. Puede antropomorfizarlo, darle las características que desee. Eso es una proyección. Ahora bien, por encima de las proyecciones que hagamos los humanos, EXISTE LA REALIDAD ESENCIAL QUE ESTA MÁS ALLÁ DEL ESPACIO Y DEL TIEMPO.

 

ISABEL: ¿Existe?

 

MAESTRO: A esta interrogante vital te puedes aproximar por dos caminos y ambos deben llevarte a la misma conclusión.

Por un lado, por el camino de la argumentación racional y por otro, por el camino del CONOCIMIENTO DIRECTO O INTUICION.

 

La ciencia sabe que hace 13.000 millones de años este universo surgió de repente. Y que antes no había ni tiempo ni espacio…

 

ISABEL: La argumentación racional me lleva al infinito. El principio del principio del principio del principio…

 

MAESTRO: De momento es lo que saben…pero es altamente ilustrativo. Muchas doctrinas orientales, hablan de Dios como LA CAUSA SIN CAUSA.

 

ISABEL: Incomprensible para el hombre. Llamamos Dios al principio de todo…

 

MAESTRO: DIOS ES INCOGNOSCIBLE

 

CARMEN: Ya pero en tu libro comentas que el paso del tiempo ha demostrado que, a veces la ciencia, dice solo lo que le interesa y se ha equivocado muchas veces en sus supuestas versiones oficiales.

 

MAESTRO: Si. Esto ha pasado muchas veces y muchas más que seguirá pasando. En lo que suele equivocarse la ciencia es en las interpretaciones de los hechos. En este caso, la ciencia ni mucho menos habla de que Dios crease el universo. Habla de que surgió de repente, antes de que existiese el espacio y el tiempo. De la nada…

 

ISABEL: Efectivamente, porque es lo único que puede decir.

 

MAESTRO: La teoría del Big-Bang está basada en observaciones científicas muy modernas y no contradice, sino que concuerda con lo escrito en los textos más antiguos de la humanidad. Estos textos hablan de que este universo surgió como una proyección mental de un ser infinito.

Somos un pensamiento.

Somos una ilusión de Dios.

Pero es la única realidad que tenemos.

 

CARMEN: Yo no entiendo que las ilusiones de Dios sientan.

 

MAESTRO: Dios creo este universo de la misma manera que un artista crea su obra.

 

Es un concepto un tanto abstracto que ilustra la dualidad existente. Te pondré una analogía concreta. Cervantes creó El Quijote. El libro en si es un universo, con personajes que sienten y padecen diferentes situaciones a lo largo de toda la trama. Cervantes era una mente limitada. Dios es una mente infinita.

 

Para Cervantes El Quijote es una ilusión. Para Don Quijote o Sancho o la molinera el universo cervantino es muy real. Tan real como que es su única posibilidad de existir.

 

CARMEN: Si, pero Don Quijote no existía. Solo era el personaje de un libro. No te lo podías encontrar por ahí. Y yo si siento. Si yo tengo un amante imaginario… él no siente. Ni alegría, ni placer, ni sufrimiento ni nada, porque una ilusión es algo falso que no existe. Y ya con eso me rallo

 

MAESTRO: Correcto. Para ti ese amante es una ilusión. Tú lo has creado. Desde el punto de vista del creador es ilusión. EXACTAMENTE IGUAL QUE DESDE EL PUNTO DE VISTA DE DIOS TODO ESTE UNIVERSO ES UNA ILUSION.

 

CARMEN: No es fácil de entender

 

MAESTRO: Hay dos puntos de vista. Uno el del GRAN OBSERVADOR O DIOS y otro el DE CUALQUIER OBSERVADOR DE ESTA OBRA CREADA POR DIOS. Es confuso de entender desde la mente dual.

 

CARMEN: Pero en “El Quijote” solo existe el punto de vista de Cervantes y este maneja los puntos de vista de Quijote y Sancho. Nosotros si tenemos puntos de vista independientes.

¿O no?  Me siento indefensa.

 

MAESTRO: Has llegado a un punto muy interesante. En la novela, los personajes Don Quijote y Sancho creen tener libre albedrío pero Cervantes sabe que es una ilusión. Muchos seres humanos creen tener libre albedrio. ¿No te suena?

 

CARMEN: Si Maestro, claro… pero a los seres humanos me los puedo encontrar, darles un abrazo y escucharles decirme eso, a Don Quijote NO. Con lo cual somos diferentes a un personaje de libro. ¿O no?

 

MAESTRO: Tu también eres un personaje inmerso en la obra que Dios escribe. Tu puedes abrazar a Isabel que es otro personaje de la misma obra. De la misma manera que Sanchopanza puede abrazar a Don Quijote. Sin embargo, tú no puedes abrazar a Sanchopanza. No estais en el mismo universo… ¿lo entiendes?

 

CARMEN: Quisiera entenderlo.

 

MAESTRO: James Bond no puede abrazar a don Quijote… Pero si a Moneypenny. Dios crea infinitos universos.

 

La única forma de entender estas verdades es a través del pensamiento analógico que va más allá de la razón: las parábolas de Jesús. Por eso te pongo este ejemplo.

 

CARMEN: Eso lo entiendo pero el abrazo de D. Quijote depende de la voluntad de Cervantes y yo pensaba (que ya no se que pensar) que el mio no dependía del ABSOLUTO sino de mí.

¿Quieres decirme que solo soy un puñetero robot? ¿Ahora me vas a reducir a Afrodita A de mazinger Z?

 

MAESTRO: Ya compartí con vosotros hace unos días que el libre albedrío, en el estado actual evolutivo de la especie humana, es una ilusión.

Y que el ser humano va ganando cotas de libertad según su nivel de consciencia va aumentando…y algunas otras cosas más.

 

CARMEN: ¿Pero entonces para que me voy a hacer propuestas? Si voy en picado donde Dios quiera como una indefensa marioneta.

 

MAESTRO: En la opera prima de la creación EL CERVANTES CÓSMICO creó un argumento en el que daba posibilidades de emancipación hasta cierto punto.

 

ISABEL: No sé por qué, sí todo está determinado por otro, voy ganando cotas de libertad según asciendo niveles. Lo único que aumento es mi consciencia de que no soy libre.

 

CARMEN: Eso mismo pensé yo

 

MAESTRO: Haber llegado a ese punto ya es importante. No obstante, ¿os habéis planteado la posibilidad de que ese OTRO hubiese determinado en su OBRA MAGNA que ir elevando los niveles de consciencia, además de otras cosas, tuviera como resultado el incremento de tu libertad?

 

Se que no es fácil de entender pero… ¿Puede el Quijote o Sancho entender a Cervantes?

 

CARMEN: Cuesta de entender

 

MAESTRO: La sabiduría consiste en saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe.

 

ISABEL: Nunca podría incrementar mis cotas de libertad porque siempre sería el juguete de otro por más que ese juego tuviese niveles.

 

CARMEN: Ya Isabel, pero si entendí bien al Maestro; el te quiere decir que el Absoluto planeó cuando te creó que te compensaría con libertad si ascendías de nivel. Con lo cual la irías adquiriendo.

 

ISABEL: Nunca un juguete es libre por más que el juego se complique y el pueda tomar más decisiones.

 

CARMEN: Iría dejando de ser un juguete, como Pinocho que fue de madera y después de carne y hueso.

 

ISABEL: Quizás Carmen.

 

MAESTRO: Muy bien. Genial Carmen.

 

CARMEN: Me alegro. Si nos comportamos como juguetes inútiles siempre lo seremos. Si demostramos que nuestro potencial va aflorando seremos lo que potencialmente podemos ser.

 

MAESTRO: Siguiendo con el símil del GRAN CERVANTES CREADOR. El libro-juego interactivo de este universo en el que habitas ha sido creado por una mente infinita incognoscible, pero su voluntad permite CONOCER LAS REGLAS DEL JUEGO. No conocer el porqué… Pero si las reglas. En este universo siempre cambiante, si vas desvelando arcanos, reglas o principios de manera correcta y al mismo tiempo te mueves en cierta dirección… entonces EL GRAN CERVANTES ha decretado que los personajes vayan adquiriendo diferentes cotas de libertad y puedan convertirse en pequeños escritores, pequeños CERVANTES en sus vidas.

 

CARMEN: Muy bien explicado

 

MAESTRO: En honor a Carmen Fernandez y a su pregunta sobre sí el destino está o no escrito y su alusión a Cervantes.

 

ISABEL: ¿Y hasta donde escribes tu vida? ¿Hasta donde te lo permiten las reglas de otro? ¿O es que el creador crea a unos mejores q otros? ¿A unos con un potencial del que otros carecen? ¿A unos capaces de ir conociendo reglas y a otros incapaces? ¿A unos elegidos con premio final…ser pequeños creadores?

 

MAESTRO: En este universo en el que habitas eres coautora. Co-creadora. Co-escritora. Esto significa que hay otros posibles co-creadores. Y al mismo tiempo significa que existen infinitas interacciones de unos con otros. No olvides AL GRAN CERVANTES QUE CREA…ESE SI CREA.